El presidente y CEO de YPF, Miguel Galuccio, confirmó este miércoles que renuncia a la petrolera estartal aunque permanecerá en funciones "hasta la próxima asamblea ordinaria de accionistas".
Según un comunicado, Galuccio seguirá al frente de la gestión de la compañía hasta esa oportunidad, y comprometió "su apoyo al directorio para asegurar una transición ordenada y colaborar en la búsqueda de su reemplazo".

"Han sido cuatro años de muchísima intensidad en que cambiamos el rumbo de YPF para volver a convertirla en el motor del desarrollo energético del país, creando valor para los accionistas", resaltó el aún presidente de la empresa.

En ese sentido, agregó que "me siento orgulloso de lo que logramos junto a todos los ypefianos, pero es momento de permitir que otros continúen el camino que la empresa está recorriendo. YPF es la mejor compañía del país y estoy convencido de que lo seguirá siendo".