La Subsecretaría de Comercio Interior obligará a los supermercados a informar diariamente, a las 6, los precios de una serie de productos a través del "Sistema Electrónico de Publicidad de Precios Argentinos (SEPA)".
De acuerdo con la disposición, para los supermercados será "obligatorio" informar los precios de algunos productos, mientras que para otras categorías la información será de carácter optativo.

Si bien los precios deberán informarse "en forma diaria y hasta las seis horas del día
correspondiente a aquel cuyos precios se informan", el sistema admitirá la posibilidad de recibir hasta las 10 un informe rectificatorio, a través de una nueva presentación con iguales alcances que la anterior.

La información suministrada rige sólo para el día en que fue remitida y "de no recibirse la misma en un día de actividad comercial, o si ésta se presentara y no fuera validada por el sistema, no se publicará ningún dato del punto de venta para el día en cuestión, siendo el comercio pasible de las sanciones correspondientes".

Los precios serán difundidos a través de una página web y/u otros medios digitales, en los que el consumidor podrá buscar los productos de su interés y conocer los precios correspondientes de los distintos puntos de venta, así como también conformar listas para agrupar los de su preferencia.

Las Micro, Pequeñas y Medianas Empresas podrán adherir optativamente al sistema, pero una vez que lo hagan deberán cumplir con la obligación de informar, pudiendo ser sancionados en caso de incumplimiento. Además, podrán darse de baja por única vez y en cualquier momento.