Se los acusa de haber actuado en diversos episodios de violencia, que van desde pintadas, daños materiales, amenazas de muerte y fuertes golpizas. Conformaron una organización para cometer estos delitos.
La Justicia de Mar del Plata procesó a ocho jóvenes por los delitos de amenazas, ataques contra inmuebles, lesiones y de conformar una organización para cometer estos delitos en función de proclamas neonazis.
Así lo resolvió el juez Santiago Inchausti, de acuerdo a la hipótesis que había sido planteada por los fiscales Laura Mazzaferri y Nicolás Czizik y procesó a Oleksandr Levchenko, Alan Emanuel Olea, Gonzalo Paniagua, Nicolás Caputo, Franco Martín Pozas, Giuliano y Giordano Spagnolo, y un menor de edad.
Los dos últimos fueron procesados sin prisión preventiva por una serie de hechos violentos vinculados a supuestos de discriminación e imposición de una ideología.
Según informó el portal Fiscales.gob.ar, a los jóvenes se los acusa de haber actuado en grupo o individualmente, en diversos episodios de violencia, que van desde pintadas, daños materiales, amenazas de muerte y fuertes golpizas, cuyas víctimas no son elegidas al azar, bajo la reivindicación del nazismo y el uso y difusión de simbología vinculada a ello.
La causa se inició a partir de una denuncia que da cuenta de una amenaza de muerte en la calle, ocurrida en octubre de 2015 y tras las primeras medidas investigativas, se vislumbró la existencia de otros expedientes en trámite en la justicia provincial y federal que podrían abordar hechos similares.
Los acusados se negaron a declarar y luego de las rondas de reconocimientos, el Ministerio Público los procesó, y el juez Inchausti que le dio lugar a la medida, fijó la suma de un millón de pesos por cada procesado.