Claudio Vivas se despidió, tras el empate como visitante con River Plate (1-1), del banco de suplentes de Banfield, y puntualizó que ahora reflexionará para ver qué quiere. "Sí, estoy triste, lloro porque soy medio maricón", expresó entre lágrimas.

claudio-vivas-llora-banfield.mp4
"Quiero llegar a mi casa, tomarme unos días y reflexionar para ver qué quiero: si ser coordinador de inferiores o director técnico de un equipo de profesionales", puntualizó el ex ayudante de Marcelo Bielsa.

Su salida se produjo luego de que la dirigencia anunciara el viernes pasado la llegada de Julio César Falcioni, entrenador campeón con el Taladro en el Apertura 2009, y avisaron que "volverá a las inferiores". Sin embargo, Vivas aún no determinó nada acerca de su futuro, algo que dejó claro en la zona de vestuarios.

"No estoy de acuerdo con la decisión que tomaron los dirigentes, más allá que entiendo que es parte de este juego al que estamos sometidos los técnicos", analizó en medio de una emoción notoria -lloró- por su última presentación.

Además, vaticinó que con Falcioni "cambiará la forma de juego", más allá de que aclaró que "vendrá un gran profesional".

De esta manera, Claudio Vivas asumió luego de la renuncia de Matías Almeyda durante el certamen pasado y cumplió una buena labor, clasificando a la institución del Sur a la Copa Sudamericana 2016 e hizo debutar a varios valores juveniles.

Por otra parte, este martes al mediodía será presentado oficialmente Falcioni, quien tendrá su tercera etapa en el club.