La audiencia prevista para este martes fue cancelada después de que el FBI solicitara la suspensión para probar un posible método de acceso al iPhone, informaron a Efe fuentes del Departamento de Justicia.
En un documento presentado ante un tribunal de California, las autoridades federales dijeron que creen haber encontrado un posible método para hackear el teléfono móvil del terrorista de San Bernardino sin requerir de la colaboración de Apple, por lo que pidieron aplazar la vista con el objeto de probar si dicho procedimiento es válido.

Estaba previsto que se este martes en el tribunal federal de Riverside, California, una audiencia con el FBI y Apple por el acceso a un iPhone de Syed Farook, uno de los dos autores del tiroteo en diciembre pasado en la ciudad californiana de San Bernardino que causó 14 muertos y es considerado un acto terrorista.

Creen haber encontrado un posible método para hackear el teléfono sin la ayuda de Apple

La portavoz del Departamento de Justicia, Melanie Newman, declaró que el juzgado "asumió el recurso de aplazamiento" que solicitaron las autoridades federales.

En su petición por escrito, la Oficina Federal de Investigación (FBI) argumentó que el 20 de marzo un "tercero" probó ante las autoridades federales un "posible método para desbloquear el iPhone de Farook". "Se requieren pruebas para determinar si es un método viable que no comprometerá los archivos del iPhone de Farook", añadió el documento.

El FBI explicó que, de ser viable, no sería necesaria la ayuda de Apple en este caso, que llevó a la empresa tecnológica y las autoridades federales a enfrentarse en los juzgados.

Por otro lado, la portavoz del Departamento de Justicia, Melanie Newman, aseguró en un comunicado divulgado que, aunque se debe verificar todavía el posible método para desbloquear el iPhone sin destruir los archivos, las autoridades son "prudentemente optimistas".

"Esta es la razón por la que pedimos al tribunal que nos dé tiempo para explorar esta opción. Si esta solución funciona, nos permitirá inspeccionar el teléfono y continuar con la investigación del atentado terrorista", añadió la nota.

Por su parte, el consejero delegado de Apple, Tim Cook, declaró durante el lanzamiento de productos del gigante tecnológico que no cederá en la batalla legal que mantiene con el FBI.

"Necesitamos decidir como país cuánto poder debería de tener el Gobierno sobre nuestros datos y nuestra privacidad", declaró Tim Cook, quien consideró que Apple tiene la "responsabilidad" de proteger los datos de sus usuarios.

"Se lo debemos a nuestros clientes y a nuestro país", insistió el CEO de Apple.

Cook señaló, además, que el iPhone es un "dispositivo muy personal" en el que muchos usuarios ven una "extensión" de sí mismos.