Pablo y Ayelén iniciaron hace 35 días un viaje por Europa y su último destino era Bruselas, pero el cansancio hizo que no pudieran llegar a la estación donde se produjo el ataque. "Nos quedamos dormidos", dijeron.
Pablo Avilez es de Granadero Baigorria y Agostina D'Agostino, de Rosario. Hace más de un mes que están en Europa. Ahora, en Bruselas, querían ir al metro porque la estación era un punto estratégico para moverse a otros lugares, pero no llegaron: se quedaron dormidos.
"Gracias a Dios nos quedamos dormidos"
Al menos 34 personas murieron y otras 200 resultaron heridas en los atentados. Una de las explosiones se produjo en la estación de metro. "Gracias a Dios nos quedamos dormidos porque la idea era ir hacia estación hoy a la mañana", reveló.

Embed
La pareja contó a Rosario Plus que no se escuchó la explosión, pero sí las sirenas y ambulancias. "Justo cuando planeaba el viaje el año pasado, vimos el atentado en París por la tele con mi papá y nos miramos, y él me decía que me cuide por si algo similar podía pasar", dijo el chico.