Finalmente la disputa entre Apple y el FBI terminó y la agencia de seguridad estadounidense logró desbloquear el iPhone utilizado por el autor del tiroteo de San Bernardino.
Por ese motivo el Departamento de Justicia solicitó que se retire la demanda para que Apple ayudara al FBI.

¿Qué dijo Apple?

"Desde el principio, nos opusimos a la demanda del FBI para Apple implementase una puerta trasera en el iPhone porque creíamos que era un error y sentaría un peligroso precedente. Como resultado de la destitución del gobierno, nada de esto llegó a pasar. Este caso nunca debería haber sido interpuesto.

Vamos a seguir ayudando a los cuerpos de seguridad con sus investigaciones, como lo hicimos desde el principio, y vamos a seguir aumentando la seguridad de nuestros productos teniendo en cuenta que las amenazas y ataques a nuestros datos se hacen más frecuentes y más sofisticados.

Apple cree profundamente que las personas en los Estados Unidos y en todo el mundo merecen que sus datos, seguridad y privacidad sean protegidos. Sacrificar uno por el otro sólo pone a las personas y sus países en mayor riesgo. Este caso plantea cuestiones que merecen un debate a nivel nacional sobre nuestras libertades civiles, nuestra seguridad colectiva y la privacidad.

Apple mantiene su compromiso de participar en la discusión."