Quién otro más indicado que él para dar su punto de vista. Mario Alberto Kempes, campeón del mundo con la Selección argentina en 1978, brindó su parecer sobre el estado del estadio que lleva su nombre y que albergará el duelo ante Bolivia de esta noche.
"Sentiría vergüenza si el martes se ve la cancha como si fueran las playas de Copacabana. El campo de juego es un desastre y lo arruinaron con tantos espectáculos y partidos", manifestó el ex jugador en diálogo con La Voz.

Además, consultado obviamente sobre la relación que lo une con el estadio cordobés, el Matador pidió: "No me echen la culpa de que la cancha no está en buen estado. Dije que aceptaba que le pongan mi nombre, no que iba a ser el jardinero".

El campo de juego todavía tiene sectores castigados pese al intenso trabajo de los especialistas que envió la Asociación del Fútbol Argentino (AFA), especialmente la parte central en la que se observa la ausencia del color verde que sí tienen otros sectores.

kempes.jpg
Esto se debe a diferentes shows musicales que se realizaron en este recinto y a que el clima tampoco ayudó a su recuperación. De hecho, el encuentro entre Belgrano y Vélez por el torneo local mostró un deplorable estado del campo, tanto es así que Mariano Pavone sufrió un desgarro producto de un mal movimiento en el mismo.

El director técnico del Seleccionado argentino, Gerardo Martino, se mostró confiado en la previa del duelo ante Chile sobre las buenas condiciones en las que llegará la cancha para albergar un partido de trascendencia internacional y desde AFA informaron que la evolución es "auspiciosa".