Edgardo Bauza, director técnico argentino de San Pablo de Brasil, afirmó que la relación con sus dirigidos es "excelente" y que el equipo "mejoró muchísimo" desde que asumió en diciembre del año pasado.
Luego de la goleada ante Trujillanos por 6-0 por la Copa Libertadores, el Patón aclaró que su relación con los futbolistas es "excelente" en contrapartida a la versión de un enojo por no hablar portugués.

En medio de la ola de críticas por los malos resultados, la prensa brasileña había afirmado que se sumaba las dificultades de comunicación, ya que el santafesino no hace ningún esfuerzo por aprender el idioma portugués y los jugadores acusan que muy a menudo confunden sus indicaciones.
Según el diario Folha, los jugadores están molestos porque Bauza trabaja durante la semana con un equipo y hace cambios de sorpresivos minutos antes de salir a la cancha.
"El jugador te mira de reojo y te estudia pero desde el inicio la recepción fue muy buena", aclaró Bauza, quien asumió en el conjunto paulista en diciembre del año pasado.

"El plantel venía de un año negativo, les mostré lo que tenían que mejorar, empezamos a trabajar sobre eso y el equipo mejoró muchísimo", destacó el entrenador. "Estamos en formación, seguimos evolucionando y cada día estamos un poco mejor", agregó el santafesino.

Luego de un inicio con resultados irregulares, San Pablo clasificó a los cuartos de final del torneo Paulista y en la Copa Libertadores todavía tiene chances de pasar de ronda en el grupo 1 que comparte con River. "Estamos con dificultades. La cuenta que hacemos es que tenemos que ganarle a River acá y empatar o ganar en La Paz. Quiero llegar al último partido con posibilidades", analizó el DT que conquistó este certamen con Liga de Quito y San Lorenzo.

"San Pablo hace tres años y medio que no gana nada y eso es muy doloroso para los hinchas", concluyó Bauza sobre las presiones de dirigir a un grande del continente.