Un avión que había caído en 1964 al lago Colhué Huapi, en el sur de la provincia de Chubut, y permanecía desaparecido, fue encontrado por un hombre que trabaja en una estancia, al quedar la aeronave a la vista por la evaporación parcial del espejo de agua.
El avión Piper Apache Twin Engine cayó el 19 de octubre de 1964 en la zona del lago ubicado en la localidad de Sarmiento, a unos 150 kilómetros al oeste de esta ciudad.

Tras el accidente, habían sido hallados los cuerpos de las cuatro víctimas mortales, una de ellas el piloto, que pertenecía a la empresa Dowell, y los pasajeros que eran el entonces jefe de Ingeniería de Pan American Argentina Oil Co., Miguel Sánchez Navarro, y dos ingenieros de apellidos Bruera y Pensel.

Embed
El hallazgo, reportado este jueves, se produjo el lunes, cuando Omar Oporto, encargado de una estancia de la zona, vio que asomaba en tierra el ala de un avión, mientras que el resto de la aeronave permanecía enterrada.

El hombre avisó al Aeroclub de la ciudad de Sarmiento, ubicado a poca distancia del lago, y desde allí se informó a la Junta de Investigaciones Aéreas.

Uno de los hombres que participó de las tareas de rescate de los restos de la aeronave, Julián Bochatey, recordó la búsqueda intensa que se realizó tras el accidente.

Embed
"Participó una gran cantidad de camionetas de Pan American Argentina, de la Marina y los aeroclubes de Sarmiento, Comodoro y Puerto Deseado. Se realizaron dragados, rastrillajes y no se encontró nada", sostuvo en declaraciones al diario Crónica.

Bochateguy manifestó que "en el año 1980 se retomó la búsqueda, sin tampoco obtener resultados". El hombre dijo que tras el aviso sobre el hallazgo de la aeronave el personal dispuesto por la Junta de Investigaciones Aéreas se dirigió "al lugar y pudimos identificar que lo que se veía era la puntera del ala derecha y la parte superior del motor del mismo lado".

"El terreno es muy gredoso y debido a que sólo llegamos en cuatriciclos no contábamos con muchas herramientas para excavar, por lo que lo hicimos a mano", expresó. En ese sentido, dijo que pudo "descubrir el plano derecho casi completamente, parte del motor y las hélices de ambos motores".

Embed
"Comprobamos la matrícula del avión y se dio aviso a la Junta investigadora de accidentes", precisó.

El hallazgo se produjo a raíz de la evaporación natural del agua en esa zona del lago
, explicó el personal que participó en los trabajos.