El supuesto "valijero" del empresario Lázaro Báez protagonizó una maratónica indagatoria ante el juez Casanello por la causa por presunto lavado de dinero. Fue trasladado a Ezeiza, donde se le garantizará el resguardo de su integridad física.

El financista Leonardo Fariña culminó una extensa declaración de casi doce horas ante la Justicia, donde dio detalles de la ruta del dinero de la obra pública, y fue trasladado al Penal de Ezeiza en medio de un fuerte operativo de seguridad.

Allí, se le garantizará el resguardo de su integridad física, debido a que el juez Casanello le aplicó la Ley de protección para testigos e imputados que colaboran con las investigaciones judiciales.

Por su parte, el juez interviniente, Sebastián Casanello, decidió restablecer el secreto de sumario en plena indagatoria y concedió a Fariña el beneficio de la Ley 25.764, dirigida a testigos e imputados (colaboradores de justicia o arrepentidos) que hubieren realizado un aporte trascendente a una investigación judicial de competencia federal (narcotráfico, secuestro extorsivo o terrorismo) que en este caso sería por lavado de dinero.

El magistrado ya dio aviso al Gobierno de esta determinación, en medio de la expectativa en torno a la causa por lavado de dinero, luego de que esta misma semana quedara detenido el empresario Lázaro Báez.

Embed

Fariña, detenido desde 2014 en una causa por evasión, ingresó en el despacho de Casanello en el cuarto piso de los tribunales de Comodoro Py poco antes de las 11 y culminó la indagatoria pasadas las 23, luego de haberse presuntamente acogido a la figura del arrepentido.

La indagatoria de Fariña, que estuvo acompañado por su abogada Giselle Robles, se manejó en el marco de un estricto hermetismo en los tribunales federales, luego de que el magistrado restableciera el secreto de sumario en la causa.

La extensa declaración del financista despertó expectativa sobre la posibilidad de que haya contado detalles sobre el funcionamiento de la financiera SGI, conocida como "La Rosadita".

Además, la atención se mantendrá en las posibles medidas que podría tomar el juez de la causa, ya que en general se instala el secreto de sumario para adoptar nuevas disposiciones en una investigación.