Se trata de una causa iniciada hace siete años y que nada tiene que ver con la detención que se le impuso desde la llegada de Morales a la gobernación de Jujuy. El entonces senador radical la denunció por "daño agravado y amenazas" luego de que le tiraran huevos en un acto.
El Tribunal Oral Federal de Jujuy confirmó que el 21 de abril próximo se iniciará el juicio oral contra la dirigente de social y diputada del Parlasur, Milagro Sala, por una causa iniciada por el actual gobernador Gerardo Morales, por un "escrache" que sufrió en el 2009 cuando era senador nacional en la sede de un consejo profesional ubicado en San Salvador de Jujuy.

Así lo informó a Télam una fuente de ese tribunal, que añadió que las fechas serán el 21 y 28 de abril y el 5 de mayo próximo.

La decisión del Tribunal Oral Federal de Jujuy -integrado por los jueces Federico Díaz, Marcelo Juárez Almaraz y Marí­a Cataldi- se conoció este miércoles en momentos que Sala se encuentra detenida en la unidad penal de Mujeres de Alto Comedero desde 16 de enero por causas que le inició la justicia provincial.

Ese día, Sala fue apresada por "instigación a cometer ilícitos" y "tumultos" tras encabezar un acampe que duró 51 días en la plaza Belgrano, y permaneció en esa condición cuando el 29 de enero se la imputó por "fraude a la administración pública, asociación ilícita y extorsión".

El año pasado los jueces del Tribunal Oral Federal de Jujuy habían resuelto no hacer lugar a un pedido de probation que habían solicitado los abogados de Sala. Dos de los jueces (Juarez Almaraz y Cataldi) votaron en contra de ese pedido, mientras que el restante (Díaz) votó a favor.

Posteriormente, en diciembre pasado, la Sala IV de la Cámara de Casación había rechazado la posibilidad de una probation para Sala, tras considerar que los recursos presentados por la defensa no cumplían con los requisitos necesarios, por lo que envió a juicio oral a la líder de la Tupac Amaru.

Ahora, Sala deberá enfrentar acusaciones entre las que se encuentran "daño agravado y amenazas".

El escrache al actual gobernador de Jujuy, Gerardo Morales, y al titular de la Auditoria General de la Nación, Leandro Despouy, ocurrió en momento que participaban de una conferencia en el Consejo Profesional de Ciencias Económicas, en 2009, en el marco de una jornada en la que se analizaba el uso de los fondos que manejaban las organizaciones sociales.

En esas circunstancias, un grupo de personas irrumpió durante la charla y arrojó huevos contra Morales y el titular de la AGN, tras lo cual el actual gobernador de Jujuy acusó a Sala de haber pergeñado la agresión.