La Justicia intenta avanzar en la investigación sobre la forma en la que los chicos accedieron a los alucinógenos. Las familias de los fallecidos, esperaban la entrega de los cuerpos tras realizarse las autopsias.
El Ministerio de Salud porteño reportó hoy que los tres jóvenes internados en el hospital Fernández y el que se encuentra en el Argerich seguían "en estado crítico" en las sala de terapia intensiva, varios con disminución en la función renal, mientras un adolescente de 17 mejoraba en el Rivadavia.

En tanto, los padres de los cinco fallecidos ayer esperaban la autorización de la justicia a la entrega de los cuerpos, tras la realización de todas las autopsias, para poder velarlos.

La investigación, a cargo del fiscal de instrucción Sandro Abraldes y el procurador de Narcocriminalidad Diego Iglesias, mantenía este domingo abiertas dos líneas telefónicas para que los testigos que puedan aportar datos sobre la venta de drogas en el marco del festival Time Warp que se realizó desde la noche del viernes hasta la madrugada del sábado en Costa Salguero brinden información.

Embed
Incluso, fuentes allegadas al caso destacaron que se darán "medidas de protección" a testigos como declarar "bajo identidad reservada" para poder profundizar la pesquisa, aunque ante consultas evitaron dar detalles para resguardar el caso.

Las víctimas mortales fueron identificadas como Nicolás Becerra, de 25 años; Francisco Bertotti, de 21; Bruno Goñi y Andrés Valdez, de 20, y Martín Vasano, de nacionalidad uruguaya y 22 años, añadieron otros informantes vinculados al caso.

De acuerdo al reporte oficial de Salud de la ciudad, de los cinco internados, un varón identificado como Nicolás Garzón, de 25 años, según supo minutouno.com, que seguía hospitalizado en el Argerich presentaba "estado crítico aunque muestra leve mejorías y permanece con asistencia respiratoria mecánica".

Embed
En el hospital Fernández, a su vez, otros tres jóvenes continuaban también "en estado crítico", de los cuales dos (una mujer y un varón) estaban en terapia intensiva con insuficiencia renal y el restante "en shockroom, con asistencia respiratoria mecánica e insuficiencia renal".

Salud indicó que en el hospital Rivadavia, un adolescente de 17 años se encontraba "estable y consciente", "mejorando" en la unidad de terapia intensiva, ya sin fiebre.