La sede de Colón de Santa Fe amaneció este lunes con la pintada intimidatoria "Clásico o balas", en la previa al clásico del sábado ante Unión por la 12º fecha del certamen local, que el equipo sabalero afrontará con un nuevo técnico tras la salida de Darío Franco.
La frase fue pintada en color verde en el frente de la sede de Colón, situada en avenida J. J. Paso 3535, en el barrio Centenario, en el sur de la capital santafesina.

La situación del Sabalero en el campeonato cambió, precisamente, al perder el clásico de la primera rueda, en su estadio y por 3-0, con lo cual la estabilidad de Franco comenzó a tambalear hasta su salida este domingo por la noche, de común acuerdo con la dirigencia.

Embed
Ricardo Johansen será el encargado de dirigir ante el Tatengue, el sábado desde las 14, y el vicepresidente a cargo de la presidencia, Enrique Ariotti, anticipó que la idea es que permanezca en el cargo hasta el final del certamen.