El fallecimiento de Bianca, de 14 meses, se dio en el transcurso de esta tarde como consecuencia de una falla hemodinámica irreversible. En tanto, Luciana continúa internada en terapia intensiva pediátrica con respirador y su estado es crítico, confirmaron desde el Hospital Posadas.

Una de las siamesas que fueron separadas en el Hospital Posadas falleció en las últimas horas, según confirmó Radio 10.

Bianca, una de las siamesas de 14 meses unidas por la pelvis, que fueron separadas hoy tras una cirugía de siete horas en el Hospital Posadas, murió luego de permanecer en estado crítico mientras que su hermana Luciana permanece en estado crítica con respirador artificial e internada en terapia intensiva pediátrica.

Luego de una operación de siete horas y que requirió el trabajo de 40 personas en un mismo quirófano, médicos del Hospital Posadas concluyeron la segunda etapa de separación de las siamesas Bianca y Luciana Fernández, de 14 meses, relativa a la división y reconstrucción funcional de todos sus órganos.


medicos-operando.jpg
El procedimiento quirúrgico de alta complejidad fue exitoso, pero las dos niñas debieron ser internadas en el sector de terapia intensiva pediátrica con asistencia respiratoria mecánica. Lamentablemente, Bianca falleció en las últimas horas.

El procedimiento realizado ayer demandó 7 horas y fue realizado por un plantel de 40 personas que conformaron dos equipos de trabajo para atender a dos pacientes en un mismo quirófano. Especialistas invitados sumaron apoyo de manera desinteresada para realizar esta intervención compleja pero no reglada, donde ambas pacientes corren riesgo de vida.

"Se consideró esta cirugía por aceptación de los padres de correr el riesgo de separarlas y el hospital acompaño en este proceso. Llegaron a este centro de salud desde Moreno durante el periodo de gestación, se atendieron en el consultorio de medicina fetal y recibieron 3 cirugías previas de preparación para la división", agregaron.

Embed

De la planificación e intervención participaron los equipos médicos de cirugía infantil, urología infantil, cirugía plástica, terapia intensiva pediátrica, laboratorio, traumatología, diagnóstico por imágenes, hemoterapia, plantel de enfermería e instrumentadoras. Además participaron previamente el servicio de nutrición y el comité de ética.

Aunque estaba programada para octubre, la operación de separación de las nenas que estaban unidas por la pelvis se demoró hasta hoy para tratar de minimizar los riesgos.

Desde el nacimiento de las siamesas hace 14 meses, la vida de la familia Fernández debió adaptarse a los requerimientos y cuidados especiales que implicaban tenerlas fuera del hospital.

El caso, que tomó estado publico gracias a la difusión que su madre Paula dio a través de las redes sociales, no tardó en convertirse en impulso solidario de conocidos pero, sobre todo, de completos anónimos para la familia.

A través de la pagina de Facebook "Luciana y Bianca Fernández", con publicaciones que incluían imágenes y relatos cotidianos de la vida de las niñas, Paula adelantaba el cronograma de intervenciones a la vez que solicitaba ayuda para cumplir con los cuidados de las siamesas.

La ayuda no tardó en llegar: leche, guantes, polvo cicatrizante, ropa, se agolpaban en la casa del barrio La Perlita donde, el pasado 16 de agosto, también se realizó un festival solidario con un bono contribución para ayudar a Blanca y Luciana.

Finalmente, de cara a las dos intervenciones previstas para separar a las hermanas, Paula manifestó la necesidad urgente de donantes de sangre. El pedido bastó para que el sábado pasado el servicio de hemoterapia del Posadas realizara una colecta con apoyo de la Municipalidad de Moreno a la que se acercaron más de 100 dadores.

Embed