Desde la oposición advirtieron que buscarán ampliar del tope fijado por Macri en 300 pesos de devolución por mes por beneficiario. Kicillof advirtió que el 90% de quienes se verían beneficiados por la medida realizan sus compras en efectivo y no con débito.
La comisión de Presupuesto y Hacienda de la Cámara de Diputados comenzó a analizar este martes el proyecto que propicia la reducción del IVA a productos de la canasta familiar para beneficiarios de Planes Sociales y de jubilaciones mínimas, que el oficialismo aspira aprobar en el recinto el próximo 18 de mayo.

La comisión de Presupuesto y Hacienda está convocada en el anexo C de la Cámara baja para empezar a tratar la iniciativa del Poder Ejecutivo, que establece el "reintegro de una proporción del IVA" mediante "transferencias bancarias cursadas por tarjetas de débito" a través de las cuales millones de personas cobran su jubilación, su pensión y su ayuda social.

En concreto, los beneficiados con esta medida serán los jubilados y los pensionados por fallecimiento que cobren el haber mínimo; los que cobran pensiones no contributivas nacionales -siempre que no excedan del haber mínimo garantizado- y quienes perciben la Asignación Universal por Hijo (AUH) y la Asignación por Embarazo.

El tope del reintegro de IVA por los consumos de la canasta básica de alimentos será de alrededor de 300 pesos mensuales por cada beneficiario, informó el presidente Mauricio Macri, al anunciar el envío de este proyecto al Congreso.

Sin embargo, diputados de distintas bancadas opositoras anunciaron la semana pasada que plantearán la ampliación del tope y que esta alcance a un mayor número de personas.

El proyecto no establece cifras -pese a la indicación de Macri de los 300 pesos -, sino que autoriza al Gobierno "a fijar la magnitud del reintegro", que "no podrá ser inferior al 15% del monto" de las compras ni superior "al monto máximo que establezca el Poder Ejecutivo" en función del costo de la canasta básica de alimentos".

Según estimaciones privadas, la canasta básica alimentaria (que es la que se utiliza para medir la indigencia) está en el orden de los 2.200 pesos, por lo cual el 15 por ciento establecido en el texto del proyecto es equivalente a poco más de los 300 pesos a los que aludió el presidente Macri.

"Vamos a pedir que devuelvan el 21 por ciento del valor de la Canasta Básica Total (no de la canasta alimentaria, como establece el proyecto oficial), que es equivalente a dos salarios mínimo vital y móvil", dijo la semana el diputado de Libres del Sur Federico Masso, tras participar de un encuentro con legisladores de distintas bancadas.

Entre ellos, los massistas Facundo Moyano, Graciela Camaño, Marco Lavagna, Carlos Selva, Liliana Schwindt y Cecilia Moreau; de Victoria Donda; kirchneristas Héctor Recalde, Lucila de Ponti, Leonardo Grosso y Araceli Ferreyra; socialista Gabriela Troiano, y de Proyecto Sur-Unen Alcira Argumedo.