Luego de recibir una amenaza telefónica, supermercadistas de la localidad santafesina de San Lorenzo se encontraron con un "paquete sospechoso". La policía y los bomberos se presentaron de inmediato en el lugar.

Un caja de cartón forrada con una bolsa de nylon negro despertó este jueves por la mañana el temor de los dueños del supermercado chino ubicado en la ciudad de San Lorenzo, en Santa Fe, quienes adjudican el hecho a la mafia china, tras recibir amenazas.
El hecho ocurrió en la esquina de Rivadavia y Sargento Cabral de esa ciudad. De inmediato, los comerciantes llamaron a la policía y a los bomberos, que se presentaron en el lugar a los pocos minutos.
Embed
Al arribar al lugar, personal de la Agrupación de Bomberos Zapadores de la Unidad Regional XVII retiraron el paquete sospechoso, el cual fue llevado a un espacio apartado de la ciudad para ser analizado, informó el sitio local SL24.
Embed
Según pudo saber ese portal, el miércoles uno de los dueños del supermercado en cuestión recibió un llamado intimidatorio que decía: "Si no nos pagan lo que deben mañana (por hoy) les vamos a poner una bomba". Luego de los hechos descritos se realizó la denuncia en la policía local e interviene la Fiscalía de San Lorenzo.
Embed
En abril de 2008, el propietario de un supermercado chino de San Lorenzo falleció mientras era trasladado al hospital Centenario de Rosario, luego de recibir un balazo de grueso calibre en el cráneo.
El hecho se produjo en avenida San Martín y José Ingenieros, alrededor de las 9 en abril, cuando una persona ingresó al supermercado Sonrisas y disparó a quemarropa desde una pìstola calibre 32 contra Gguo Chen Pin, de 44 años, quien falleció minutos más tarde. Los disparos fueron ejecutados por una pistola de grueso calibre y el asesinato, se explicó en eso entonces, fue por encargo.