El titular de Austral Construcciones cargó con dureza en su escrito contra el juez y fiscal que entienden en la causa. Rechazó otra vez las acusaciones en su contra y se negó a responder preguntas.
El empresario Lázaro Báez cuestionó en duros términos al juez federal Sebastián Casanello que lo investiga por lavado de dinero. Lo acusó de ser uno de los artífices de una "venganza popular" en su contra por haber ordenado su detención, y los allanamientos en sus propiedades.

Aseguró que el juez se vale de "procedimientos inquisitivos" que afectan sus derechos y garantías y que la causa va a ser recordada por las medidas "arbitrarias" del magistrado contra su persona. También sostuvo que es perseguido por ser un empresario con dinero.

Dedicó también algunos párrafos contra el fiscal Guillermo Marijuán al considerar que el pedido de indagatoria "no tiene sustento jurídico".

Báez estaba citado para ampliar su declaración indagatoria, pero prefirió presentar un escrito en el que rechazó acusaciones en su contra y mantener su silencio a la hora de responder presguntas.

En la nueva imputación se lo acusa de blanquear casi 209 millones de pesos a través de "Helvetic Services Group. Al respecto dijo que esa firma no es suya, y que fue una operación legal en la que ésta le prestó el dinero para participar de la licitación para la construcción de las represas "Néstor Kirchner" y "Jorge Cepernic", que terminó perdiendo.

Dio detalles técnicos de esa licitación al explicar que en ella participó de la Unión Transitoria de Empresas (UTE) con Austral Construcciones, la empresa Iecsa (del grupo Calcaterra) y una compañía china. Luego explicó que esa licitación la perdieron y que la ganó Electroingenieria mediante una adjudicación irregular.

En ese sentido, pidió que se le pregunte a los empresarios correspondientes para que sean ratificados sus dichos.

En un duro escrito contra el juez, Báez criticó su detención y sostuvo irónicamente que si el caso fuera de un examen para un concurso para un cargo de juez ninguno de los postulantes resolvería por dejarlo preso.