El francés Michel Platini renunció a la presidencia de la UEFA, tras perder el recurso presentado ante la Corte Arbitral del Deporte (CAS) en Lausana contra su inhabilitación luego de escándalo desatado en la FIFA.
El ex jugador del Seleccionado francés, del Saint Etienne y de la Juventus de Italia anunció su renuncia a través de un comunicado oficial distribuido apenas unos minutos después de que se hiciera público el fallo del alto tribunal deportivo que, aunque redujo la duración del castigo de seis a cuatro años, mantuvo la sentencia de culpabilidad.

"Tomo nota de la decisión de la CAS, pero la considero una grave injusticia",
señaló Platini, que anunció también su intención de recurrir a los tribunales suizos ordinarios para continuar con el proceso.

Embed
Platini, de 60 años, fue suspendido por la Comisión de Ética de la FIFA junto al suizo Joseph Blatter, ex presidente de la entidad reguladora del fútbol mundial luego del escándalo desatado cuando se conoció el cobro de cohechos en el ente mayor del fútbol. En un principio se los inhabilitó a ambos por ocho años, pero la Comisión de Apelación redujo el castigo a seis.

El motivo de la sanción es un dudoso pago de dos millones de francos suizos que Blatter autorizó para Platini en el año 2011, cuando ya era presidente de la UEFA y Blatter pugnaba por su reelección al frente de la FIFA.

Ambos dirigentes aseguran que son inocentes y que el dinero se acordó como contraprestación de un trabajo de asesoramiento que Platini realizó para la FIFA entre 1998 y 2002. Además de acortar la duración de la suspensión, la corte suiza redujo también el monto de la multa que Platini debe pagar de 80.000 a 60.000 francos suizos.

La UEFA, momentáneamente a cargo del español Ángel María Villar, deberá ahora elegir a un sucesor de Platini.