La parroquia San Isidro Labrador en la ciudad de Lima, partido de Zárate, y su cura párroco, el padre Carlos Scarlata, están envueltos en una polémica que atrasa cien años. El sacerdote prohibe que las mujeres, sin importar la edad, utilicen jeans o calzas.
El motivo: asegura que son "ropas provocativas". Y como refuerzo de su argumento el cura afirma que "debajo de la sotana hay un hombre".

Según el portal Zárate Alerta, esta controversia se desató luego de que el cura les prohiba a niñas de 10 años concurrir a catequesis con calzas o pantalones de jean, lo que motivó la reacción de los padres de las menores.

Pero además, el sacerdote fue señalado por comentarios similares hechos a mujeres adultas.

Cartel-Iglesias.jpg
También afirmaron que desde la parroquia se "discrimina" a madres solteras, no permitiendo que bauticen a sus hijos, o a padres separados.

Hasta mantiene una disputa con alumnos de un colegio cercano a quienes no les permite esperar el colectivo en la parada frente a la iglesia.

Todo esto motivó que un grupo de vecinos de Lima comience con una campaña de recolección de firmas para pedir al Obispado Zárate – Campana la destitución y el traslado del Padre Carlos.