Una de las bebas de 14 meses, separada mediante una operación en el Hospital Posadas de su hermana Bianca, que falleció hace una semana, se encuentra "sin respirador, despierta, con analgesia, compensada clínicamente y respondiendo bien al tratamiento", informaron desde el centro de salud.
Desde el Posadas agregaron también que Luciana "se alimenta con leche, en pequeñas cantidades, a través de sonda y con buena tolerancia". Las hermanas, que estaban unidas por la región pélvica, fueron separadas tras siete horas en el quirófano y con la ayuda de 40 profesionales. Sin embargo Bianca, falleció unas horas después a raíz de una falla hemodinámica irreversible.

A partir del nacimiento de las siamesas hace 14 meses, la vida de la familia Fernández debió adaptarse a los requerimientos y cuidados especiales que implicaban tenerlas fuera del hospital.

El caso tomó estado público por la difusión que su madre Paula dio a través de la página de Facebook "Luciana y Bianca Fernández", donde subía imágenes y relatos cotidianos de la vida de las niñas, además de adelantar el cronograma de intervenciones y solicitar ayuda para cumplir con los cuidados de las siamesas.

Finalmente, de cara a las intervenciones previstas para separar a las hermanas, Paula manifestó la necesidad urgente de donantes de sangre, pedido al que respondieron más de 100 personas.