El ex Beatle Paul McCartney, en un concierto histórico, deslumbró a 40 mil personas que se dieron cita en el Estadio Mario Alberto Kempes, en su primera presentación en esa provincia y antes de los dos conciertos que le esperan en el Unico de La Plata. Se dio el gusto de saludar en "cordobés".
El concierto se inicio con el clásico beatle "A Hard days night", durante el cual McCartney saludó a toda la concurrencia con un "buenas noches Córdoba, hola culiados" lo que generó carcajadas. McCartney dialogó mucho con la gente, aunque en un castellano con dificultades.
La noche siguió con las canciones "Save us" y "Cant buy my love", un clásico Beatle, que despertó otra vez la euforia de los fans, a quienes les agradeció con la frase: "estamos contentos de tocar en Córdoba por primera vez".

Paul McCartney Hola Culiados
Luego interpretó "Letting go", una canción de los Wings, agrupación que lideraba con su fallecida esposa Linda; posteriormente cantó una verdadera rareza: "Temporary Secretary" del disco "McCartney" del año 1980, mientras en las enormes pantallas se veían teléfonos, maquinas de escribir, agendas y computadoras, todos elementos relacionados con la función de las secretarias. A esta altura el show transitaba por todo tipo de sensaciones.
Así continuó en un show que duró más de dos horas, repasando éxitos de sus diferentes formaciones y etapas como solista. Al Beatle ahora lo espera la Ciudad de La Plata, los días 17 y 19 de mayo próximos para cerrar la gira argentina en el marco del tour "One on One".