El plantel de Quilmes sigue viviendo la pesadilla que significa no cobrar su sueldo y, desde la semana pasada, adoptó la medida de no entrenar en busca de una solución para la millonaria deuda que el club mantiene con los jugadores.
Y con este panorama, los dirigidos por Alfredo Grelak afrontaron con hidalguía el partido ante Rosario Central en Arroyito y rescataron un digno empate. Sin embargo, no la pasaron nada bien durante el mismo.

Así fue lo que contó Mariano Uglessich, uno de los jugadores más experimentados del plantel, quien no tuvo reparos en contar cómo se vivió el encuentro desde adentro.

La crisis de Quilmes del llanto y despedida de Braña al duro.mp4
"El partido lo sufrí muchísimo, no tenía ganas de estar adentro de la cancha, tenía mucho miedo de lesionarme. Es imposible analizar el juego cuando un equipo hace nueve días que no se entrena", relató el ex Vélez en diálogo con TyC Sports.

"En el primer tiempo en un momento digo 'deben ir como 30 minutos', vi para adelante e iban 5. Es muy difícil, son nueve días sin ponerse los botines. Dolían la planta de los pies", agregó.

El plantel primero había tomado la decisión de no concentrar para los partidos, aunque ante la falta de respuesta de la dirigencia decidió hace más de una semana ni siquiera hacer los entrenamientos diarios.

La semana pasada hubo una propuesta de pago ofrecida por la dirigencia que fue rechazada por los referentes del plantel.