El cuádruple homicida, de 80 años, podrá moverse en libertad sin rendir cuentas de sus actos ya que el juez Raúl Dalto firmó la resolución que da por terminada su pena a perpetua.
El cuádruple homicida Ricardo Barreda podrá moverse en libertad, sin rendir cuentas a la Justicia, que consideró extinguida su pena a reclusión perpetua por la masacre ocurrido hace 23 años y medio.

Según informó el diario El Día, el juez de Ejecución Penal Raúl Dalto firmó la resolución en los últimos días que favorece a Barreda, de 80 años, quien estaba con libertad condicional, viviendo en la casa de un amigo en Tigre.

La masacre ocurrió el 15 de noviembre de 1992, cuando el odontólogo mató a su esposa, a sus dos hijas y a su suegra en su casa de La Plata, con disparos de escopeta.

Embed