Ricardo Barreda pidió salir de la cárcel y volver solo para dormir

Sociedad

La defensa del odontólogo Ricardo Barreda solicitó que se le permitan realizar salidas transitorias de la cárcel donde se encuentra alojado por haber matado a su esposa, su suegra y sus dos hijas en 1992, luego de que la Justicia de Ejecución Penal rechazara un pedido de excarcelación.

El abogado Eduardo Gutiérrez solicitó ante la Justicia que dejen salir al odontólogo todos los días de la cárcel de Olmos, en el partido de La Plata, y que vaya a dormir allí por las noches.

La presentación fue efectuada luego de que el juez de Ejecución Penal platense Raúl Dalto rechazara un pedido de excarcelación que proponía como residencia fija la casa de una mujer que se ofreció a alojarlo.

Ante esta nueva presentación, será nuevamente Dalto, quien tiene a su cargo el seguimiento de la ejecución de la pena de prisión perpetua impuesta a Barreda por el cuádruple asesinato, el que defina la situación del odontólogo.

Al rechazar semanas atrás el pedido de excarcelación, el magistrado platense consideró que el domicilio aportado por Sonia García (49) "no es el adecuado" a raíz de que la mujer no era la única dueña del inmueble, no registraba medios de subsistencia ni ingreso fijo mensual, y no conocía con anterioridad a Barreda, entre otras consideraciones.

Barreda se encontraba en libertad desde marzo de 2011, luego de haber sido condenado en 1995 a prisión perpetua por haber matado a escopetazos en su casa de La Plata a su esposa Gladys McDonald (57), a su suegra, Elena Arreche (86), y a sus dos hijas Cecilia (26) y Adriana (24), en noviembre de 1992.

Desde dicho momento se encontraba alojado en la vivienda de su ex pareja, Berta André, ubicada en el barrio porteño de Belgrano, pero para el juez Dalto "la situación se tornó de peligro inminente, producto de la combinación de la presunta debilidad mental de la señora André y el riesgo de provocar una reacción de Barreda".

Esto generó que el magistrado revocara la prisión domiciliaria, y dispusiera el pasado 22 de diciembre que el cuádruple homicida debía volver a la cárcel de Olmos hasta fijar un nuevo domicilio de residencia.

Dejá tu comentario