Una chica de 17 años apareció desnuda y desmayada en una plaza de la ciudad brasilera. Según una denuncia, la víctima fue abusada por unos 30 hombres.

La Policía de Río de Janeiro investiga una violación colectiva que tuvo como víctima a una adolescente de 17 años, que permanece internada.

La supuesta violación colectiva es investigada desde el miércoles cuando numerosas personas denunciaron la circulación de un video en las redes sociales en el que la joven aparece desnuda y desmayada, con sus órganos genitales sangrando, mientras que el autor de la grabación comenta que fue violada por al menos 30 personas.

Los familiares de la adolescente aseguraron que ella estaba desaparecida desde comienzos de la semana cuando anunció que saldría a reunirse con amigos.

Embed
De acuerdo con la Policía, una persona la encontró aún desorientada en una plaza en Santa Cruz, barrio en la zona oeste de Río de Janeiro, y la transportó en su vehículo hasta la casa de la joven gracias a las orientaciones de la misma.

Avisada por familiares de que la menor había regresado a casa, la Policía decidió trasladarla a un hospital para exámenes periciales, ya que abrió una investigación sobre la posible violación colectiva y también sobre su divulgación por Twitter.

La circulación del video generó numerosas protestas, principalmente de grupos feministas, que exigieron una inmediata y exhaustiva investigación.

El Ministerio Público recibió cerca de 800 denuncias y la propia dirección de Twitter bloqueó el vídeo para impedir su circulación, así como la cuenta que inicialmente lo divulgó.

Voceros de la Comisaría de Represión a los Crímenes de Informática de la Policía Civil de Río de Janeiro informaron que dos jóvenes que aparecen en el vídeo y que estarían entre los supuestos violadores ya fueron identificados.

De acuerdo con familiares de la supuesta víctima, la joven, usuaria de drogas y que tiene un hijo de 3 años, al parecer estaba sin plena consciencia cuando ocurrieron las violaciones.

Los familiares admitieron que la adolescente acostumbraba salir de casa para ir a fiestas y a lugares de consumo de drogas, y desaparecer por algunos días.