El mediocampista alemán Ilkay Gundogan, que se convirtió en el primer refuerzo del Manchester City de Pep Guardiola, llega convencido por la filosofía del entrenador español.
"Tengo un nuevo desafío en mi carrera. La oportunidad de trabajar con un entrenador como Guardiola es algo que estaba esperando. Me convenció con su filosofía y estoy orgulloso de ser la primera contratación en este verano", apuntó Gundogan en entrevista con los medios del club inglés.

Embed
Pese a su lesión de rótula en la rodilla derecha, que solo le permitirá jugar desde agosto o septiembre, el internacional alemán firmó un contrato para los próximos cuatro años con el objetivo de ganar "títulos en Inglaterra y en la Champions League".

Agregó además que sus "mejores años están apenas por venir", por lo que cree que pueden "conseguir grandes cosas juntos".

Asímismo, en un mensaje en su cuenta de Twitter, Gundogan se despidió de la afición del Dortmund, a la que agradeció por los seis años que estuvo en el club.

Embed
Finalmente, declaró que para él es una alegría que, pese a la lesión, pudo "mantener la promesa de no abandonar el Dortmund como agente libre".

Nacido en Gelsenkirchen el 24 de octubre de 1990, de padres turcos, Gundogan jugó en el Bochum, el Núremberg y el Borussia Dortmund, con el que logró el doblete Liga/Copa en 2012 y los dos años siguientes la Supercopa germana.