El rosarino finalizó su declaración ante la Audiencia de Barcelona en el juicio por fraude fiscal contra él y su padre. "No sabía dónde iba la plata", aseguró.
"Lo firmaba porque confío en mi papá, en ningún momento se me pasa por la cabeza que me iba a engañar o estafar a mí", respondió Messi, sentado a la derecha de su padre Jorge, ante una pregunta de la magistrada.

Embed
"Yo no leía ni preguntaba nada, no tenía ni idea de nada, yo sólo jugaba al fútbol", agregó el capitán de la Selección argentina, que ahora deberá volver a Estados Unidos para reincoporarse al plantel de Gerardo Martino que disputará la Copa América Centenario.

Los Messi comparecieron este jueves ante el tribunal en el juicio que se sigue contra ellos por tres delitos contra la Hacienda Pública española, en una vista en la que el fiscal no ejerce la acusación contra el delantero, mientras la Abogacía del Estado le pide 22 meses de prisión.

Este entramado fue detectado a partir de un contrato de 2005 firmado por los padres de Messi -cuando él era todavía menor de edad- por el que cedieron por un monto irrisorio de 50.000 dólares y de forma simulada por diez años los derechos de imagen del futbolista a la empresa Sports Consultants.