La criatura, de 22 meses, aspiró el producto que le sacó a su madre, que es docente, mientras ella realizaba un trabajo. Su estado de salud es "delicado".
Una beba de 22 meses, que el lunes pasado aspiró purpurina en La Rioja, permanece en grave estado de salud y será trasladada al Hospital Garrahan.

Néstor Sosa, el padre de la nena que se encuentra internada en el hospital de la Madre y el niño de La Rioja, confirmó que la gravedad del estado de la nena y dijo que "se consiguió la cama en el Garrahan".

"La nena continúa estable y sedada, en un delicado estado de salud, luego de aspirar purpurina y a la espera de viajar a Buenos Aires para recibir un tratamiento de mayor complejidad", comentó.

La niña internada aspiró purpurina que le sacó a su madre, docente, mientras la mujer pintaba trabajos para la escuela.

El 8 de noviembre de 2014 murió en un hospital de Santiago del Estero un niño de 7 años intoxicado tras inhalar purpurina en forma accidental.

A raíz de ese deceso, y de otros casos no mortales en Tucumán y Córdoba, el gobierno de Santiago del Estero impulsó un proyecto de ley para que sea prohibida la venta de purpurina.