El Scratch, lejos de su mejor versión y sin Neymar, se enfrentó ante uno de los punteros de las eliminatorias sudamericanas para Rusia 2018. Fue un partido de ida y vuelta, pero ninguno de los dos logró romper con la igualdad.


Embed