El serbio había perdido el primer set de la final ante el escocés por 6-3, pero ganó los tres siguientes (6-1, 6-2 y 6-4) y se quedó con el único título de Grand Slam que aún no había podido conseguir. Cada vez más grande.
Djokovic se quitó la espina del Abierto francés francés en su 12º participación y después de haber perdido en tres finales, dos ante el español Rafael Nadal (2012 y 2014) y otra frente al suizo Stanislas Wawrinka (2015).

Embed
El Nº1 del mundo, de 29 años, suma además su 12º triunfo en un Grand Slam, con lo que iguala con el australiano Roy Emerson, queda a tres del español Rafael Nadal y del estadounidense Pete Sampras y a cinco del suizo Roger Federer como el más ganador de la historia.

En su vitrina personal, que ahora contiene 65 torneos ganados, ya figuraban seis Abiertos de Australia (2008, 2011, 2012, 2013, 2015, 2016), tres Wimbledon (2011, 2014 y 2015) y dos US Open (2011 y 2015).

La victoria ante Murray, consumada al cabo de tres horas y tres minutos de juego, convirtió al serbio en el octavo jugador de la historia capaz de levantar los trofeos en Melbourne, París, Londres y Nueva York.

Previamente lo habían conseguido el británico Fred Perry (1934-1936); los estadounidense Don Budge (entre 1937 y 1938) y Andre Agassi (1994-2001); los australianos Rod Laver (1960-1969) y Roy Emerson (1961-1968) y también Federer (2003-2009).