Un empate le alcanza a los de Martino para lograr el primer puesto. Así, se cruzaría con la Vinotinto. Perdiendo con Bolivia hay que mirar de reojo a Chile y sacar la calculadora.

Está todo dado para que el rival de Argentina en cuartos de final sea Venezuela y no México. Al menos con un empate, sea por la cantidad de goles que sea, el equipo que capitanea Lionel Messi quedará como líder del grupo D y jugará el sábado a las 20 horas con la Vinotinto. Una derrota obligaría a sacar la calculadora.

La Argentina llega con 6 puntos y +6 de diferencia de gol. Sólo puede igualarla Chile que tiene 3 puntos y 0. Chile tiene que hacerle muchos goles a Panamá o esperar una goleada similar a la que sufriera la Selección con Maradona de DT en la altura de La Paz ante el rival de este martes.

Bolivia 6 - Argentina 1

Por ejemplo, si Argentina pierde por un gol, Chile debe ganar por 6 de diferencia y así los de Martino enfrentarán a México. Si Bolivia gana por dos tantos, los trasandinos deben anotar 5 más que Panamá. Si a Sergio Romero le meten 3 goles y su equipo no anota ninguno, a Chile le alcanzará con un 4 a 0 o similar. Panamá tiene una chance aún más remota: está con -4 de diferencia de gol por lo que debe golear a Chile y espera una derrota aplastante de Bolivia contra Argentina.

Embed

Planteadas las hipótesis, todo está dado para que Argentina choque con Venezuela y luego espere al ganador de Estados Unidos vs. Ecuador. Tres rivales a priori accesibles para alcanzar la final y cortar un maleficio que lleva 23 años.