La posibilidad de que el Reino Unido abandone la Unión Europea preocupa a los ocupantes de las Islas Malvinas. Creen que el país tomaría una posición "mucho más agresiva".
Si el Reino Unido abandona el bloque comunitario tras la consulta del día 23 dejarán de aplicarse en territorio británico los tratados en vigor desde la adhesión del país a la Unión Europea (UE), en 1973, que dan acceso al mercado único y permiten la libre circulación de personas, entre otras prerrogativas.

En un informe que evalúa el posible impacto del "brexit" en los territorios de ultramar dependientes de Londres, el Gobierno de las Malvinas alerta de que perder el apoyo de la Unión Europea podría animar a Argentina a mantener una postura "mucho más agresiva" sobre la soberanía de las islas.

Islas Malvinas nueva.jpg
Las consecuencias de dejar de formar parte de la UE podrían ser además "potencialmente catastróficas" para la economía de las Malvinas, cuyo PIB depende en cerca de un 70 % del acceso al mercado común.

Las exportaciones de pescado, carne y otros productos agrícolas desde las islas del Atlántico Sur hacia la UE están valoradas en cerca de 180 millones de libras, un comercio que se vería dificultado si se cerrara el comercio libre de aranceles con la UE.