La salida del Reino Unido de la Unión Europeo impacta a los mercados del mundo y provocó la renuncia del premier, David Cameron. Tras conocerse el resultado del plebiscito, España ya reclamó una "soberanía compartida" sobre Gibraltar. ¿Qué pasará con las Islas?
La certeza de que el Reino Unido abandonará la Unión Europea preocupa a los kelpers, quienes ya habína manifestado su preocupación por una eventual posición "mucho más agresiva" de Argentina respecto a las Malvinas.

Con el abandono de Gran Bretaña del bloque comunitario tras la consulta de este jueves, dejarán de aplicarse en su territorio los tratados en vigor desde la adhesión del país a la Unión Europea (UE), en 1973, que dan acceso al mercado único y permiten la libre circulación de personas, entre otras prerrogativas.

En un informe que evaluaba el posible impacto del "brexit" en los territorios de ultramar dependientes de Londres, el gobierno de las Malvinas alerta que perder el apoyo de la U.E. podría animar a Argentina a mantener una postura "mucho más agresiva" sobre la soberanía de las Islas.

En ese sentido, la canciller Susana Malcorra reafirmó este jueves ante la ONU los derechos "imprescriptibles" del país sobre las Malvinas, controladas políticamente por Londres, y describió como "irrenunciable y permanente" el reclamo sobre el ese territorio.

El archipiélago "constituye un caso especial y particular" entre las "17 situaciones coloniales aún no resueltas" a nivel internacional, sostuvo la ministra, que resaltó a la demanda como un "tema histórico y central en la política" nacional, que debe abordarse de manera "bilateral" con el Reino Unido, teniendo en cuenta los "intereses" de los isleños.

Al participar de una sesión del Comité Especial de Descolonización (C24) de las Naciones Unidas, en Nueva York, la jefa de la diplomacia nacional enfatizó los derechos "imprescriptibles" de soberanía sobre el archipiélago, y subrayó que el reclamo es "permanente e irrenunciable".