Un fiscal imputó este martes al intendente de Lanús, y ex secretario de Hacienda porteño, Néstor Grindetti, por enriquecimiento ilícito por su supuesta participación en sociedades offshore creadas por el estudio de abogados Mossack Fonseca en el marco del caso conocido como Panamá Papers. La fiscalía solicitó a la jueza María Servini de Cubría que libre exhortos a Suiza y Panamá como medidas para abrir la investigación.
Se trata de una causa que se abrió por enriquecimiento ilícito contra Grindetti, derivada de la investigación central de los Panamá Papers en la que está imputado el presidente de la Nación, Mauricio Macri, por su supuesta participación en sociedades off shore.

Grindetti es investigado porque entre julio de 2010 y julio de 2013 habría tenido un poder especial de ese conocido estudio de abogados para operar en la firma Mercier International y otro poder para una cuenta en un banco suizo de la firma Clariden Lew AG.

La denuncia incial fue realizada por el fiscal de instrucción Martín Niklison basada en artículos periodísticos que dieron cuenta que Grindetti contaba con dos poderes otorgados por el estudio de abogados Mossack Fonseca, radicado en la República de Panamá, para manejar dos off shore.

Al requerir la apertura de la investigación, el fiscal Evers se remitió además al diario Página/12, según el cual los voceros de Grindetti habrían dicho que esos poderes habían sido recibidos para hacer inversiones financieras e inmobiliarias que no habrían llegado a concretarse.

La investigación por presunto enriquecimiento ilícito se abrió porque Grindetti no habría declarado su presunta participación en esas sociedades off shore.

El fiscal pidió a la jueza Servini de Cubría, que pida al Gobierno porteño, la Municipalidad de Lanús y a la AFIP que remitan las declaraciones juradas de Grindetti desde diciembre de 2007 a la fecha.

Además solicitó que se libre exhortos, uno a la Confederación Suiza para que el banco Clariden Leu Ag brinde información sobre la presunta participación de Grindetti en una cuenta; y otro a Panamá relacionado con la firma Mercier International, "tanto de su participación accionaria como a quienes ostenten los cargos directivos de la entidad", según el dictamen.