Eduardo Alfonso estuvo prófugo en Paraguay desde 2012, después de que la Justicia argentina lo liberara "por falta de méritos" tras juzgarlo por la desparición de una mujer embarazada.
El general retirado del Ejército Eduardo Alfonso se entregó el miércoles pasado a la Justicia argentina después de estar prófugo en Paraguay durante cuatro años. El ex militar enfrenta una causa por delitos de lesa humanidad durante la última dictadura.

Alfonso se presentó ante la juez Alicia Vence del Juzgado Federal N° 2 de la localidad de San Martín, la misma que había pedido su detención en 2012 después de que la Cámara de Casación revocara su sobreseimiento en el caso de la desaparición de una mujer embarazada de cinco meses.

Las pesquisas determinaron que Alfonso ingresó a la Argentina el 22 de junio pasado con el nombre falso que había estado usando en Paraguay todos estos años y luego se supo que hubo "31 registros migratorios por pasos fronterizos con ese país limítrofe", informó la Policía de Seguridad Aeroportuaria.

El militar retirado fue secretario general del Ejército durante los gobiernos de Fernando de la Rúa y Eduardo Duhalde, pero en 2008 fue detenido e imputado por la desaparición de Beatriz Recchia y el asesinato de Antonio García ocurridos en 1977.

Para 2009, los jueces que entendieron en el caso, Jorge Eduardo Barral y Hugo Rodolfo Fossati, liberaron a Alfonso "por falta de méritos" y para cuando la Cámara de Casación revirtió el fallo y la juez Vence pidió su detención, Alfonso se había escapado primero a Uruguay, informó el sitio ámbito.com.