El fundador de WikiLeaks, Julian Assange, aseguró que el nuevo modelo de negocio es el "capitalismo de vigilancia" y que las empresas de Silicon Valley como Google y Facebook reciben más información que la Agencia de Seguridad Nacional (NSA) de Estados Unidos.

A través de una videoconferencia desde la embajada ecuatoriana en Londres, su lugar de asilo desde 2012, Assange agregó que pese a la información que reciben estas compañías, finalmente la NSA "termina vigilándolas (a las empresas) y se entera igualmente de todo".

El ciberactivista australiano participó en el seminario internacional "Libertad de Expresión, Derecho a la Comunicación Universal y Medios Plurales para las Democracias del Mundo", que se realizó en Santiago, una actividad que es parte de la celebración de los 60 años del Colegio de Periodistas chileno.

El matemático de la Universidad de Melbourne aseguró que estamos en un periodo en el que hay una explosión masiva de información y agregó que el 81% de la publicidad de internet pasa a través de Google y Facebook.

"Los derechos de propiedad intelectual se usan para restringir y detener el periodismo de investigación", puntualizó Assange y agregó que las decisiones colectivas serán "más importantes" mientras más grande sea la compresión de nuestro entorno.

Con estas palabras, el también periodista que se asiló en la embajada ecuatoriana de Londres tras una petición de extradición de Suecia, donde es requerido por la Justicia, hizo alusión al Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica (TPP), una alianza que busca reducir las barreras arancelarias y establece estándares comunes para los 12 países que lo rubricaron, incluyendo a Chile.

Embed
"El TPP, el TISA y el TTIP son un triángulo que busca crear un bloque económico que excluya a China y a quienes decidieron como respuesta crear los BRICS (el bloque de las economías emergentes)", apostilló.

Sobre las presiones que recibió tras los cables diplomáticos que filtró en WikiLeaks, Assange detalló que no habrá una reforma en Estados Unidos para que se detenga la vigilancia masiva, tras la divulgaciones de estos datos confidenciales, pero de interés mundial.

"La cantidad de espionaje puede aumentar y el modelo de negocio es el capitalismo de vigilancia", sentenció y precisó que este espionaje lo hacen Google o YouTube con la información que obtienen a través de Gmail. "Realmente extraen lo que ellos quieren extraer", dijo.

"Por ejemplo, Google está intentando tomar el transporte. ¿Por qué?, porque tiene una ventaja comparativa de mapas e imágenes satelitales en las calles, personas con celulares monitoreando en Google Search".

Agregó que esto se ejemplifica con los tratos de esta empresa gigante de Silicon Valley con compañías militares que siguen la misma lógica de rastreo de información.