Bárbara García Crespo
Bárbara García Crespo
Luego de que se conocieran los casos del cantante de La Ola Que Quería Ser Chau y de El otro Yo, una nueva denuncia de violencia de género aparece en el ambiente del rock. Se trata de Alan Eric Martensen, cantante de Tarantos que fue denunciado por cuatro ex novias que aseguran haber vivido situaciones de violencia verbal, psicológica y, en algunos casos, hasta física. Su mamá lo defiende.
Otra vez una denuncia por violencia de género irrumpió en el mundo del rock. Luego de que se conocieran los casos de Mailén Farías, que denunció en un video que fue violada por el cantante de La Ola Que Quería Ser Chau, y varios reclamos por violencia contra Cristian Aldana, cantante de El Otro Yo, otro rockero fue denunciado por violento. Si bien sólo Diana Parsons hizo la denuncia formal ante la oficina de Violencia Doméstica, al menos otras tres ex novias dicen haber sufrido los mismos abusos y agresiones. En al menos dos casos, aseguran, hubo violencia física.

Embed
Daiana fue la última novia de Alan Martensen. El episodio de violencia, y el que la llevó a hacer la denuncia, fue hace poco menos de 20 días, el pasado 9 de julio. Tuvieron una intensa relación de cuatro meses que terminó de manera muy violenta. Cuando Diana publicó en su cuenta de Facebook la denuncia que había hecho, por una amiga en común, comenzó a hablar con otras tres ex parejas de Martensen que habrían sufrido las mismas agresiones pero que no se habían animado a realizar la denuncia. Se trata de Yazmín Lezcano, Paz Castillo y Ludmila Gonzalez.

golpeada
La primer novia fue Ludmila, hace tres años, cuando ella tenía 19 años. "De un día para el otro lo tenía viviendo en mi casa. Convivimos ocho meses. Como él no tenía trabajo, no tenía a dónde ir así que vivía prácticamente de mí y de mi familia. Los primeros meses fueron divinos, pero después empezó a tornarse cada vez más violento", contó Ludmila a minutouno.com.

Tarantos - Tumba Corporal.mp4
"Me gritaba, me insultaba de la nada, pasamos meses enteros peleando y el tono era cada vez peor. Cuando quise que se fuera, me amenazó con suicidarse, me decía que yo le estaba cagando la vida, que si volvía a las drogas o se mataba, era mi culpa", agregó.

golpeada 02
Con Yasmín la relación duró casi un año. Fue su novia hasta agosto del año pasado. "Al principio pensé que sólo era una persona sufrida y sensible por todo lo que le había pasado en su vida. Después me di cuenta que usaba eso para manipularme y hacerme sentir mal. De repente dejé de salir sola y él estaba en medio de mi vida. Cuando salía con amigos estaba él, con mi familia, estaba él. Incluso usaba mi teléfono y controlaba todo. Ahora me doy cuenta que fue una relación enferma", sostuvo.

Embed
Todas coinciden en que la violencia fue en aumento a medida que pasaban los meses. Pero el relato de la joven de 24 años es verdaderamente estremecedor.

"Fue el 1 de agosto. Vino a mi casa después de una salida con amigos donde ya habíamos discutido antes. Pensé que no iba a entrar, yo no quería que entre, estaba muy violento y sin embargo entró. Era muy celoso y se había puesto como loco porque me había llegado un mensaje de un amigo a mi celular. Traté de calmarlo, le hice un té. Luego de tanta insistencia sobre si había estado con alguien, le dije que sí, que cuando nos distanciamos estuve con otra persona. Se le transformó la cara. Me agarró del cuello y me arrastró por la pared. Me dijo que le había cagado la vida, que quién era yo para meterle los cuernos", describió entre lágrimas mientras intentaba contar con detalles el episodio.

"Estaba sacado, otra vez me dijo que se iba a matar, que si lo echaba de mi casa se mataba, entonces le dije que se quede. Cuando parece que estaba dormido, le escribo a mi hermano para que venga a buscarme, necesitaba salir de ahí. En eso se despierta y se da cuenta, ahí otra vez, a los gritos me tomó del cuello, me empujó al piso y me pegó. Gracias a Dios mi hermano llegó rápido y con mi primo pudieron echarlo. Fue horrible", agregó.
"Me agarró del cuello y me arrastró por la pared"
Daiana terminó su relación en julio, también de forma violenta. Las fotos de los moretones en sus brazos y rodillas dan cuenta de eso. "Durante mi relación con él, siempre surgían sin motivación ataques de violencia de su parte. Sufrí reiterados abusos psicológicos y verbales, en su gran mayoría en mi departamento, con amenazas de suicidio, humillación y diferentes tipos de denigración", narró.

golpeada.jpg

Diana lo citó en su casa para hablar de los conflictos que estaba teniendo. Una vez que entró "me gritó, me insultó y amenazó con tirarse de mi balcón diciendo que por mi culpa hacía eso, se colgó del otro lado y yo estallé en llanto pidiéndole que pare", explicó la mujer de 28 años.

denuncia info
"Salió de mi balcón, entró y me corrió de su camino con fuerza contra una pared, lo agarré de su ropa, llorando, repitiéndole que pare por favor, me agarró con fuerza, me sacudió, forcejeamos, hice fuerza para no caer al piso cuando intentaba tirarme y al final caí, me agarró la cara mientras yo lloraba, me sacudió la cabeza gritándome en la cara ´sos una enferma´", describió.
"Sufrí reiterados abusos psicológicos con amenazas de suicidio y humillación"

En ese momento Daiana se dio cuenta que esa relación no podía seguir así y decidió hacer la denuncia policial. "Cuando me puse en contacto con las otras ex, nos dimos cuenta que su conducta fue siempre la misma. Siempre teníamos la culpa nosotras. Nos denigró, maltrató y nos hizo sentir responsables y culpables de su sufrimiento. Muchas dejaron de salir con amigos, de ir a recitales, modificamos nuestra vida por su culpa. Nadie tiene que pasar por eso. Esto no puede volver a pasar", denunció.

EL DESCARGO DE LA FAMILIA

"Alan no está en condiciones de hablar. Realmente la está pasando muy mal. Su vida corre peligro", dijo María Esther Díaz, mamá del acusado en diálogo con este portal.

"Todas sabían que Alan tenía un problema. él sufrió toda su vida mucha violencia, tuvo una vida muy complicada. Realmente intentó quitarse la vida, pero no es tan real todo lo que cuenta. Él quiso irse del departamento de esta chica y ella no lo dejaba. Ella lo corrió por todos lados", explicó Esther.

En ese sentido, agregó que "lo primero que le pregunté era si la había golpeado y ella me dijo que no. Yo estuve ahí. Ahora, una semana después lo denuncia por golpes. Estaba todo premeditado", disparó.

Asímismo, afirmó que Alan tiene actitudes violentas. "No voy a negar que es violento, pero hay que entender de dónde viene,él sufrió mucho toda su vida. Ahora está muy mal psicológicamente no lo puedo dejar solo".

Embed
Con respecto a la denuncia de las otras ex novias, la mamá del acusado dice que "son todas mentiras. Todas sabían cómo era Alan", justificó.

Según la mujer, el músico ahora se encuentra bajo tratamiento psicológico.