Un hombre acusado de expresar en la redes sociales su simpatía con grupos terroristas, y que era vigilado por los servicios de inteligencia de Estados Unidos, fue detenido en Río de Janeiro a una semana de la inauguración de los Juegos Olímpicos.
Esta detención sigue a las de otras 12 personas apresadas la semana pasada bajo la acusación de trabajar en la preparación de atentados durante las competencias deportivas.

El detenido fue identificado como Chaer Kalaoun, un brasileño de 28 años descendiente de libaneses y de religión musulmana.

La prensa brasileña comentó que Kalaoun elogiaba a la milicia terrorista del Estado Islámico en las redes sociales e hizo una visita en 2013 al Líbano, desde donde regresó con banderas de esa organización. Añadió también que sus expresiones a través de las redes eran monitoreadas por la inteligencia de Estados Unidos.

Brasil ordenó la movilización de 40 mil militares para reforzar la operación de seguridad durante los Juegos Olímpicos, a cuya inauguración está invitado un centenar de jefes de Estado y de gobierno.

Las autoridades calculan que pasarán por Río de Janeiro durante los Juegos unas 700.000 personas, entre turistas, atletas y delegaciones.