Se trata de Lucas Muñoz, de 29 años. Fue visto por última vez cuando iba al trabajo, uniformado. "En la comisaría nos decían que se había ido por decisión propia", dijo su hermana a minutouno.com. Cuatro jefes de distitnas dependencias policiales y dos oficiales fueron "separados preventivamente" de la fuerza.
El gobierno de Río Negro, un grupo de cinco fiscales y la Policía de Seguridad Aeroportuaria investigan la desaparición en Bariloche de un joven policía, del que no se sabe nada hace 16 días.

Se trata de Lucas Muñoz, de 29 años, quien fue visto por última vez el 14 de julio a las 13.20 cuando se bajó del colectivo y caminó a la comisaría donde trabajaba. En el trayecto se cruzó con otros dos agentes, que lo saludaron y luego lo vieron dialogando con un hombre a bordo de un Chevrolet Corsa gris.

Desde la Justicia y la familia sospechan de la propia policía. Cuatro jefes de distintas dependencias de Bariloche y dos oficiales fueron "separados preventivamente" de la fuerza, informó el ministro de Seguridad provincial, Gastón Pérez Estévan.

Se trata del segundo jefe de la Regional Tercera Manuel Poblete, el jefe de Seguridad Vial David Paz, el jefe de la comisaría 42º Jorge Elizondo y el subcomisario de esa unidad, José Jaramillo. Además, dos empleados de apellido Irusta y Morales que se desempeñaban en el puesto caminero de la ruta Nº 237 también fueron separados de sus cargos hace ya una semana.

Embed
Hasta el momento se manejan tres hipótesis: una está relacionada con drogas, la otra tiene que ver con internas policiales y la última, con la muerte de Micaela, una mujer de 28 años hallada sin vida el 8 de abril en un descampado.

"Desde un principio pensamos que la policía tiene algo que ver en la desaparición de Lucas, porque unos compañeros amigos nos comentaron que él estaba realizando una investigación relacionada con un caso de droga, pero que también tenía que ver con la desaparición de Micaela Bravo, que él estaba investigando el tema y que por eso lo hicieron desaparecer", comentó su hermana Paola en diálogo con este portal.

La Policía de Seguridad Aeroportuaria realizó el jueves allanamientos en la comisaría 42 donde trabajaba Muñoz, en la caminera de Bariloche y en las dependencias del Centro Cívico.
Su familia se enteró de la desaparición por un posteo de un amigo de él en Facebook e inmediatamente viajó a Bariloche.

"Llegamos allá y desde un principio no sentimos que a la policía le importaba el caso. Fuimos a la comisaria y decían que suponían que Lucas se había ido por decisión propia. Nos parecía muy raro porque salió con el uniforme y el arma reglamentaria. Subió al cole y se bajó a unas cuadras del laburo. Además no sacó nada de la casa ni plata del cajero", sostuvo Paola. Al llamarlo, los mensajes entraban pero no aparecían como vistos.

Embed
Muñoz es padre de una nena de 4 años, y de dos varones, uno de 6 años y el otro de 7. Nació en Ramos Mexía, un pueblo de Río Negro, y se radicó en Patagones para hacer la carrera de oficial. Hace ocho meses fue trasladado a Bariloche y tenía pensado regresar en un futuro para estar con sus hijos.

En declaraciones a la prensa, su novia actual, de Villa Regina, dijo que días atrás viajó para verlo porque lo notaba mal, pero que él le había pedido que se vaya. "Me decía que me fuera y que le dé tres o cuatro días para que él me vaya a buscar a Regina", relató.

DATOS DE LA CAUSA

El juez a cargo de la causa por la desaparición es Bernardo Campana. El grupo de investigadores está coordinado por el fiscal general Marcelo Álvarez. Además trabajan sus colegas de Cipolletti, Marcelo Gómez, y de Villa Regina, Gastón Pierroni, y Martín Govetto y Guillermo Lista, de Bariloche.

El ministro Estevan dijo que "es de gravedad institucional y desde el gobernador de la provincia Alberto Weretilneck, que está pendiente de este tema, del Ministerio de Seguridad y, por supuesto, de la plana mayor de la Jefatura de la Policía nos preocupa muchísimo esta cuestión tratándose de un camarada nuestro, de un compañero de trabajo de la fuerza policial".

El gobierno provincial ofrece una recompensa de 200 mil pesos a quien brinde información. Se dictó el secreto de sumario.