Bonafini desafió al juez y en lugar de presentarse a declarar partió en una camioneta, y por la vereda, hacia la histórica plaza, donde todos los jueves realizan las Madres una marcha. El magistrado libró una orden de captura "por rebeldía" y pidió que el procedimiento se haga en ambulancia.
El juez federal Marcelo Martínez de Giorgi ordenó este jueves por la tarde la detención de la presidenta de Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini, luego de que no se presentara a declarar en la causa por el desvío de fondos del programa Sueños Compartidos.

Así lo confirmaron fuentes judiciales, las que precisaron que el magistrado declaró "en rebeldía" a la referente de derechos humanos. Martínez de Giorgi pidió que el procedimiento se haga con efectivas mujeres y en ambulancia.

En tanto, la fiscal del caso Paloma Ochoa le pidió al juez que si la detiene este jueves la indague hoy mismo para que no tenga que pasar la noche detenida.


Hebe de Bonafini Ambulancia.mp4

Esto será evaluado por el juez en el juzgado. La intención es que sea indagada mañana. En cuanto a la detención, todo indica que la liberará una vez cumplido el trámite de indagatoria porque en la causa no hay detenidos. Pero en el juzgado entienden que por ahora hay un entorpecimiento a la investigación por parte de Hebe.

Se desconoce la dependencia judicial donde sería trasladada cuando la detengan.

El juez ordenó extremar los recaudos para resguardar la salud de Bonafini.


Hebe y otras Madres salieron por la tarde de la sede de la entidad, en la zona de Congreso, para dirigirse a la Plaza de Mayo a cumplir con la tradicional ronda de los jueves.

En medio de un clima de tensión la camioneta que lleva a las madres salió rodeada por camiones celulares de la Policía Federal y efectivos de esa fuerza que tenían una orden de allanamiento judicial
después de que Bonafini se negara a asistir a Tribunales para declarar por la causa "Sueños Compartidos".

SEDE PLAZA- HEBE
Miembros de la Policía Federal intentaban cumplir esta tarde con una orden de allanamiento a la sede de la Fundación Madres de Plaza de Mayo, de esta capital, pero militantes obstaculizan el acceso.

El subcomisario de apellido Gómez de Olivera es quien intenta ingresar a sede de las Madres de Plaza de Mayo en Congreso, para cumplir con un allanamiento ordenado por el juez federal Marcelo Martínez de Giorgi.