Trabajadores petroleros se encuentran negociando esta tarde en la sede de YPF el cumplimiento o no de la resolución de incremento salarial y el destino de las suspensiones en San Antonio, Chubut, para evitar el inicio de un paro que había sido anunciado por la comisión directiva gremial.
El referente del Sindicato del Petróleo y Gas Privado del Chubut, Carlos Gómez, confirmó un logro importante a partir de que el Ministerio de Trabajo de la Nación resolviera esta mañana - a través de una resolución y por intermediación del vicegobernador Mariano Arcioni- dejar sin efecto los 23 despidos en Baker.

Además, adelantó que el ministro de Trabajo, Jorge Triaca, va a firmar una resolución que "obliga" a la CEOPE a pagar el 18 por ciento de aumento salarial, más los días caídos del último paro (de 48 horas) y también "todos" los días de las retenciones de servicio hasta hoy.

"Eso por resolución del Ministerio de Trabajo de la Nación, no por acuerdo de partes, sino ya directamente aplica su autoridad", explicó el también diputado provincial al diario El Patagónico.

Sin embargo, aclaró que la ratificación o no del paro dependerá de la reunión con YPF prevista para las 15 y en donde también estará presente el vicegobernador junto a Jorge "Loma" Ávila.

Ya en el plenario de las 17 horas de acuerdo a las novedades que surjan de ese encuentro, se sabrá si "se normaliza la actividad, caso contrario, ya se saldrá a las rutas", advirtió.