Un micro que transportaba a periodistas fue atacado este martes entre la sede del rugby y el Centro Principal de Prensa de los Juegos Olímpicos de Río 2016. Sólo un periodista sufrió heridas leves y el resto resultó ileso. El Comité Organizador de los Juegos dijo que se abrió una investigación para averiguar si el ómnibus fue golpeado por una piedra o un disparo de arma de fuego.
Según el diario La Nación, el hecho se produjo en la ruta "Transolímpica", que une Deodoro con Barra de Tijuca, en momento en que el vehículo pasaba por las cercanías de la favela de Cidade de Deus.

Sólo un periodista de Belarús sufrió cortes en una mano ante la rotura de dos vidrios. Los restantes diez pasajeros y el chofer continuaron el viaje sin consecuencias.

"Escuchamos dos impactos fuertes del lado derecho del micro y dos ventanales se rompieron por completo", explicó el periodista Gastón Saiz, que volvía a Río de Janeiro luego de cubrir el regreso del rugby a los Juegos tras 92 años de ausencia.

"A los dos minutos apareció un patrullero que nos escoltó hasta que paramos más adelante para ver los daños", completó.

En tanto, el diario O Globo informó que el Comité Organizador de los Juegos abrió una investigación para averiguar si el micro fue golpeado por una piedra o un disparo de arma de fuego.