El gobierno británico de las Islas reconoció que busca más conexiones con el continente, pero "esto no incluye la posibilidad de que sea con la Argentina".
El Gobierno británico de las Islas Malvinas rechazóeste viernes la posibilidad de que se restablezca la conexión aérea con la Argentina, en medio de la renovación de las negociaciones entre el Reino Unido y la Casa Rosada.

"No es ningún secreto que las Islas Malvinas están buscando establecer una conexión aérea adicional con Sudamérica, pero esto no incluye la posibilidad de que sea con la Argentina", sostuvo el Ejecutivo isleño.

A través de un comunicado, el Gobierno británico del archipiélago se refirió a las negociaciones entre la primera ministra del Reino Unido, Theresa May, y la Casa Rosada, que incluyen el restablecimiento de la conexión aérea entre las Islas Malvinas y la zona continental argentina, así como también la liberación de las trabas legales que penalizan la exploración y explotación de hidrocarburos.

"El Reino Unido ha sido muy abierto y transparente con el Gobierno de las Islas sobre cómo mejorar la relación bilateral con la Argentina, pero aclaró que esto no incluye negociaciones sobre la soberanía" del archipiélago ubicado en el Atlántico Sur, remarcó el texto difundido. Y agregó: "El Gobierno de las Islas Malvinas está seguro de que el Reino Unido continúa comprometido en apoyar el derecho de los isleños a la autodeterminación y a desarrollar su propia economía, incluyendo los hidrocarburos".

Asimismo, la comunicación isleña destacó que "el nuevo ministro (de la Cancillería británica) para las Islas, Alan Duncan, confirmó esto durante una conversación telefónica con el presidente de la Asamblea Legislativa (Keith Biles) la semana pasada".

Respecto al planteo de May al presidente Mauricio Macri, la canciller, Susana Malcorra, había confirmado esta semana que la Argentina y el Reino Unido están "explorando" cómo restablecer los vuelos con las Islas Malvinas, al tiempo que los departamentos legales de ambos países estaban "abocados" a una eventual reforma de la ley de hidrocarburos para que se revisen las restricciones para la explotación petrolera del área.

"Esta conversación se inició cuando yo viajé a Londres en mayo y visité a quien era entonces mi par, Philip Hammond. Allí empezamos a hablar de la posibilidad de establecer vuelos. Hemos estado viendo y explorando las formas de hacerlo, no está todavía resuelto", había sostenido la jefa de la diplomacia argentina. Y había agregado: "El Reino Unido ha manifestado su interés en que se mire el tema de la ley de hidrocarburos; tenemos a nuestros departamentos legales abocados a la cuestión, así que les diría esto es trabajo en marcha".