Mauro Szeta
Mauro Szeta
El oficial Lucas Muñoz estuvo cautivo unos 25 días antes de ser ejecutado. El dato es más grave aún cuando se le suma que el lugar de cautiverio pudo haber sido una dependencia policial.
Los informes forenses confirmaron un primer escenario: el oficial Lucas Muñoz estuvo cautivo unos 25 días antes de ser ejecutado. El dato es más grave aún cuando se le suma que el lugar de cautiverio pudo haber sido una dependencia policial.

De hecho, buscando pistas de este encierro, los investigadores judiciales allanaron la sede de la Policía Montada.

Sólo de pensarlo, el final de Muñoz genera escalofríos.

Lo secuestraron el 14 de julio, lo tuvieron cautivo más de 25 días, luego lo ejecutaron y plantaron el cuerpo en un lugar que ya había sido rastrillado.

Detrás del crimen de Muñoz hay policías. No es un eufemismo. Los fiscales probaron ya que al menos 3 policías participaron en el encubrimiento del caso.

Dos policías, uno de apellido Meyreles y otrro Valenzuela, están presos por haber intentado sacar una línea telefónica a su nombre cuando aún lo buscaban vivo.

La sospecha es que intentaron obtener esa línea para plantar otro supuesto recorrido de Muñoz a días de la desaparición.

Para decirlo de otro modo: que parezca que Muñoz estaba caminando por un lugar -el que marcara su celular- cuando en realidad, ya lo tenían retenido en otro lado.

Lo cierto es que el día previo de desaparecer, Muñoz habló con su novia y le advirtió: "Andate de Bariloche, la cosa no da para más". A las horas, y camino a su trabajo, Muñoz uniformado y armado fue secuestrado y no se lo vio más hasta 27 días más tarde cuando lo encontraron muerto en una zona descampada.

Las hipótesis son temerarias.

La más grave es la que señala que el policía había descubierto que detrás del asesinato de Micaela Bravo en la misma zona estaba metido el hijo de un comisario y otros policías de la zona, y estaba decidido a denunciarlos.

Si lo mataron como parte de un vuelto por esto, fueron brutales en extremo.
Lo secuestraron, lo torturaron, se rieron de toda la sociedad, y descartaron su cuerpo con disparos de ejecución. Mafia pura.