El coche fúnebre que trasladaba al fallecido Héctor Jiménez sufrió el lunes un desperfecto mecánico camino a un cementerio de Alderetes, en Tucumán, y los parientes del difunto optaron por trasladar el ataúd en un colectivo interurbano para poder darle el último adiós.
El auto que trasladaba al ataúd se detuvo sobre el puente ingeniero Barros, que une San Miguel de Tucumán con Alderetes, según diario La Gaceta. En medio de la angustia y luego de varios intentos del chofer por solucionar el inconveniente, la familia quedó varada, sin transporte para despedir al fallecido.

Embed
Según las denuncias con videos que realizó a través de Facebook Teresa Brandán, prima del fallecido, el chofer del interno 34 de la línea 142, de la empresa Leagas S.A. se detuvo y permitió subir el ataúd para llevarlo al Jardín del Cielo, ubicado en el kilómetro 3 de la autopista Juan Domingo Perón, que conduce al aeropuerto local.

Embed
El féretro fue subido al colectivo por la puerta trasera y colocado en el pasillo, ante el asombro de los pasajeros. Algunos, incluso, sacaron sus celulares para registrar lo que sucedía.

Embed
En uno de los videos, filmado a bordo del colectivo, se escucha a los familiares del fallecido, Héctor Jiménez, cuestionar a la empresa que prestó el servicio fúnebre (no dio el nombre). En medio la angustia y la impotencia, destacaron la actitud del chofer por acercarlos hasta el cementerio y pidieron un aplauso para él. "Dios lo va a ayudar, chofer", se escucha decir a una mujer.

Teresa Brandán Martínez compartió las filmaciones en la red social y, con mucho dolor, lamentó lo que tuvieron que padecer al despedir en su primo. "No se merecía eso, era una excelente persona", escribió.