Vecinos de Villa Soldati escucharon gritos y alertaron al SAME, que a su vez dio aviso a la policía y a los bomberos. El delincuente es un adolescente de 17 años que había salido de un instituto el día anterior.
El hecho ocurrió en un local ubicado en Lacarra al 3300, desde donde se escuchaban gritos de un hombre que pedía auxilio, lo que motivó que un vecino diera aviso al servicios de emergencia 911.

Al acercarse al lugar médicos del SAME, notaron que las voces provenían aparentemente de los techos de un almacén, por lo que se dio aviso a la Policía y a los bomberos.

Con la anuencia de la dueña del local, personal de bomberos subió a la azotea y descubrió que había una claraboya forzada y en el interior se encontraba un joven atrapado con más de medio cuerpo colgando hacia adentro del local.

Los bomberos lograron retirarlo de la claraboya y no se produjeron lesiones, según informaron desde el SAME.

Según una fuente, el adolescente había salido del Instituto Inchausti el dia anterior.

Por el hecho, intervino el juez de Menores Alejandro Cilleruelo, que caratuló el hecho como "tentativa de robo".