El hecho ocurrió este domingo cuando, al parecer, el chofer fue abordado por dos asaltantes armados cuando salía de su casa en la localidad bonaerense de Ensenada y lo obligaron a consumir drogas.
Al parecer, un hombre, de quien no se dieron a conocer sus datos para proteger su intimidad, fue abordado el domingo a la mañana temprano cuando salía de su casa en El Dique, Ensenada, rumbo a su trabajo, en una agencia de autos de Los Hornos.

En la zona aledaña a las oficinas de Vialidad, próxima a su domicilio, fue donde los asaltantes armados lo habrían amenazado. El chofer manifestó que eran dos los ladrones, aunque otra versión habló de cuatro, según publica este lunes el diario El Día.

Hay dos relatos diferentes sobre lo que ocurrió a partir de ahí. En primer término está el oficial, que denunció el remisero. Según esa versión, los dos hombres lo hicieron manejar en su Fiat Siena hasta la zona roja.

Embed
Allí habría sido donde los delincuentes fueron a comprar drogas, para luego consumirla y también obligar al conductor a hacer lo propio.

Esa situación se habría dado en la zona del Bosque. En el sector aledaño a la calle 115 fue donde los delincuentes habrían abusado sexualmente de él.

Los agresores finalmente se escaparon y dejaron a la víctima abandonada en su auto. La Policía fue a auxiliarlo luego. Al parecer, habría necesitado atención médica tras el ataque.

La otra versión que circuló al respecto dio cuenta de que los delincuentes eran cuatro y que su motivación en realidad fue cometer un raid delictivo. No obstante, no se informaron cuáles habrían sido los lugares en donde ese grupo actuó.

Embed
Por lo demás, ese relato coincidió en que el remisero fue sometido a un ataque sexual bajo amenazas constantes, y que la víctima fue abandonada junto a su auto, que terminó encajado en un declive.

El caso recién empieza a investigarse. El primer lugar al que el hombre fue a denunciar lo ocurrido fue la comisaría 9na., con jurisdicción en el Bosque. Sin embargo, por el tipo de ataque, se trata de un hecho en el que le correspondería intervenir al Gabinete de Delitos Sexuales de la DDI.