Axel Marazzi
Axel Marazzi
Michael Best es un activista digital que considera que toda la información debería ser libre y lucha para lograrlo. No es la primera vez que es noticia, pero ahora lo que hizo llegó a todos los rincones del mundo: hackeó a la revista TIME y se encargó de liberar casi 100 años en números.
Cuando desde minutouno.com le preguntamos por mail por qué decidió hacerlo la respuesta fue muy simple: "Decidí publicarlas porque pienso que pueden ser increíblemente útiles para muchas personas que no podrían pagarlas. Especialmente para estudiantes y académicos".

Asegura que no se trató de un hack como se conoce la palabra actualmente porque no tuvo que romper la seguridad de ningún sistema. "Me di cuenta que sólo el index de TIME estaba protegido, pero no los escaneos de las páginas", comentó el estadounidense.

Lo que hizo fue darse cuenta que en la URL de los escaneos que estaba viendo estaba el número de páginas y fecha. Por ese motivo, utilizó una aplicación llamada DownThemAll para poder descargarlas automáticamente y después simplemente las subió a la red para que cualquiera tuviera acceso.

Si bien cualquiera pensaría que los abogados de la revista se comunicarían por mail, asegura que "al menos por el momento", no lo hicieron. Sea como sea, su suscripción fue dada de baja.

Embed
"Fui a la secundaria en un área rural donde no había ni siquiera una librería. Para algunas investigaciones quise, en ese momento, consultar a viejas ediciones de la revista TIME, pero era imposible encontrarlas. Espero que de esta manera gente que realmente lo necesite y no puede pagar la suscripción o conseguir la información de otra manera pueda obtenerla", escribió Best a través de un correo electrónico a minutouno.com.

El dump (como se le dice a la liberación de información a través de Internet) pesa nada menos que 97GB, tiene 3.471 números de TIME (que es un equivalente a alrededor de 340.000 páginas) que van desde 1923 a 2015.

Embed
Best piensa que la información, toda la información y no solo la revista TIME, debería ser libre. Incluso comenzó a vender memorias USBs (no con la revista, sino con información gubernamental). La información estará online para que cualquiera que lo desee pueda descargarla gratis y el USB, según comentó, es una forma de apoyar su trabajo y de, al mismo tiempo, obtener algo a cambio.

Toda la información que recolecta la publica en un sitio que él mismo creó y mantiene llamado That 1 Archive. Casi toda la información que se aloja en la página está relacionada a temas gubernamentales. Entre los archivos hay información del FBI, la CIA y hasta filtraciones que tocan a UFO (Unidentified Flying Object en inglés y OVNI en castellano).