El argentino, que había arrancado con dudas y pidiendo médico, atrapó el primer parcial por 6-3 frente al austríaco Dominic Thiem, que en el segundo se retiró por molestias físicas. El tandilense ya está entre los ocho mejores del último Grand Slam del año.

Tras un comienzo algo dubitativo, Del Potro cedió su saque e, inmediatamente, pidió la asistencia médica por una molestia en el hombro derecho que asustó a todos. Sin embargo, tras ese episodio, todo cambió. El tandilense ganó cinco games seguidos y cerró el primer set por un contundente 6-3.

Del Potro Thiem

Ya en el segundo, Del Potro volvió a quebrar el saque de un impávido Thiem, que cuando perdía 3 a 2 decidió abandonar el encuentro por molestias en una de sus rodillas.

"Ganar de esta manera nunca es lindo",
evaluó el nacido en Tandil en referencia a la lesión de su rival, que, dijo, "tenía mucho por avanzar".

El argentino se medirá ahora en cuartos con el ganador del partido que jugarán el suizo Stan Wawrinka, 3º del mundo, y el ucraniano Illya Marchenko (63º).